19 de September del 2017

MEJORA TU ESTADO DE ÁNIMO INSTANTÁNEAMENTE (VOLVER AL ESTUDIO Y TRABAJO CON ÁNIMOS RENOVADOS)

¿Cómo mejorar tu estado de ánimo instantáneamente?


 

¿Alguna vez te has sentido con baja energía o con pésimo ánimo sin razón aparente? Todo el mundo puede sentirse con mal humor en algunas circunstancias, es normal. Sin embargo, no es nada beneficiosos ya que puede arruinar tu día o dañar tu desempeño. Según las investigaciones, cuando se pierde el ánimo es más difícil conseguir nuestras metas (https://gananci.com/como-controlar-tus-pensamientos-para-ser-mas-feliz/).

Las buenas noticias son que puedes elegir subir tu ánimo cuando lo desees, solo si sabes cómo. Sigue los siguientes pasos y prepárate para sentirte mejor. No importa si estás en el trabajo o en tu casa, estos consejos se pueden implementar en cualquier lugar para resultados instantáneos.


 

Haz uso de la hipótesis facial

Cuando estás feliz, sonríes. Nada sorprendente, ¿cierto? Bueno, ¿sabías que las investigaciones sugieren que lo contrario también es verdad? Cuándo ajustas el lenguaje de tu cuerpo y actúas como si estuvieras feliz, tu ánimo mejorará. Haz un esfuerzo consciente por sonreír. Relaja los otros músculos de tu cara, siéntate derecho, habla con un tono de voz suave; en otras palabras, haz creer a tu mente que estás en un estado positivo. Esto señalará a tu cerebro que estás en un estado feliz y relajado, y tu ánimo aumentará.


 

Haz algo bueno por alguien más

¿Alguna vez te has dado cuenta que las buenas acciones te hacen sentir bien internamente? La próxima vez que sientas la necesidad de mejorar tu ánimo, tomate unos minutos para hacer algo bueno por alguien más. No tienes que hacer un gesto muy grande o elaborado, puede ser algo tan simple como llevarle una taza de café a un compañero u ofrecerte a llevar a alguien a su casa. Alegrarle el día a alguien es la mejor manera de mejorar tu propio día.


 

Ejercítate o, al menos, muévete

El ejercicio es un atajo para liberar endorfinas, que son esos químicos que el cuerpo libera cuando está en movimiento, y hacen que te sientas bien. Incluso, no tienes que dejar el lugar donde estás para sentir los beneficios. Párate y corre en tu mismo sitio por tres minutos, empezarás a sentirte, por lo menos, un poco mejor. Si es posible, toma una caminata de veinte minutos afuera o en un parque. Un día soleado en un parque es el escenario ideal.


 

Bebe grandes vasos de agua

¿Sabías que la deshidratación puede afectar tu desempeño y hacerte más propenso a sentirte ansioso y sin energías? Soluciona este problema bebiendo dos litros de agua o más al día. Bebe tan pronto tu cuerpo sienta la necesidad, y carga siempre una botella de agua contigo, así podrás recordar mantenerte hidratado. Evita o completamente el té y el café, ya que la cafeína tiene efectos deshidratantes. Si no puedes tolerar el saber del agua sola, considera añadirle saborizantes libres de azúcar o frutas naturales como la lima o el limón. Si estás haciendo ejercicio regularmente, bebe agua extra para mantener tus niveles de hidratación.


 

Completa las tareas de tu lista de deberes

Nada te hacer sentir más tranquilidad y control que una lista de deberes terminada. Sentir que tienes muchas cosas que hacer y saber que no tienes el tiempo suficiente para hacerlas es una causa común del mal humor y de sentir la sobrecarga de trabajo. La próxima vez que todo parezca interminable y te sientas abrumado, comprométete al menos a completar una tarea. La sensación de satisfacción puede mejorar tu estado de ánimo.


 

Escribe cómo te sientes

¿Sabías que escribir tus sentimientos (lo que se conoce como escritura expresiva) puede ayudarte a mejorar tu salud, tanto mental como física? La siguiente vez que estés atrapado en un estado de ánimo negativo, agarra un pedazo de papel y un lapicero, y escribe exactamente lo que estás sintiendo. Intenta ser lo más específico posible. Por ejemplo, si estás sintiendo frustración, ¿se debe al desafío actual que estás enfrentando en el trabajo, o es por un problema que tienes con tu pareja o hijo adolescente? A veces, escribir sobre una situación te puede ayudar a ganar claridad.

 

Artículo de nuestra colaboradora editorial Edith Gómez.