14 de November del 2017

¿Cómo ayudar a un ser querido con trastorno bipolar?

¿Cómo ayudar a un ser querido con trastorno bipolar?

Querer a alguien con trastorno bipolar puede ser bastante difícil si eres la pareja, el padre, el hijo o un amigo. Es estresante para cualquiera que esté cerca, no importa lo tolerante que se pueda ser. Según Gananci, estos son algunos síntomas de estrés que están destruyendo tu vida.

Inevitablemente, es muy difícil encontrar el equilibrio. Quieres ser empático y apoyar esa persona al cien por ciento, pues sabes que no tiene la culpa de padecer esa enfermedad. Sin embargo, su comportamiento puede afectarte y sabes que tienes que preocuparte por ti mismo y de tus necesidades, no solo por las de esa persona.

Aunque no exista una solución mágica para lidiar con este trastorno, estos consejos pueden ayudar:

Aprende

Aprende todo lo que puedas sobre el trastorno bipolar: artículos, libros, páginas web confiables, documentales, etc. Mientras más conocimientos tengas sobre la bipolaridad, será mucho más fácil para ti entender los comportamientos de la persona que padece la enfermedad.

Esto evitará que te estreses más de lo normal o que sientas que cualquier cosa que esa persona haga es intencional.

Escucha

Presta atención a lo que esa persona que tanto amas tenga que decir. No asumas que sabes a la perfección lo que esa persona está sufriendo. Si quieres cambiar tu vida, lee algunas historias de superación personal en Gananci.

No pienses que todas sus emociones y sentimientos son señal de su enfermedad. Alguien con trastorno bipolar también puede tener argumentos válidos.

Motívalos a tomar su tratamiento

Hay muchos pacientes que odian tomar sus píldoras, hacerse pruebas con regularidad y asistir a terapia. Inclusive hacen creer a sus familias que están siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de su médico.

Pon alarmas para darle su medicación, llévale a hacerse sus exámenes y acompáñale a las terapias. Este tipo de atenciones les motivará a tomar su tratamiento para hacer sentir bien a quien les rodea.

Presta atención a sus síntomas

Es posible que ellos no noten tan claramente cuando sus síntomas estén activos de la misma manera en que tú lo haces. O si lo hacen, lo niegan por completo. Cuando notes algunas señales de manía o depresión, debes hacer todo lo posible por llevarle al médico lo más pronto posible.

Este tipo de advertencias no se pueden pasar por alto. ¡Observa cada comportamiento de tu ser querido!

Hagan cosas juntos

Las personas que están deprimidas suelen alejarse de todos. Así que estimula a esa persona a salir y hacer las cosas que verdaderamente le gustan. Invítale a cenar o caminar un rato por el parque.

Si te rechaza, no insistas. Espera un par de días y vuelve a intentarlo.

Crea un plan

En vista de que la bipolaridad es una enfermedad impredecible, deberías tener un plan para los malos momentos. Sé claro, llega a un acuerdo con tu ser querido sobre qué hacer si sus síntomas empeoran.

Ten un plan para las emergencias. Si ambos saben qué hacer y qué esperar el uno del otro, sentirás más confianza del futuro.

Apégate a un horario

Si vives con alguien con desorden bipolar, anímale a tener un horario para dormir y realizar otras actividades. Muchas investigaciones han comprobado que tener una rutina diaria es bastante útil.

La persona va necesitar medicina y terapias de todos modos, pero hacer ejercicio y tener una dieta sana, también tendrá un impacto positivo en su salud.

Habla sobre tus preocupaciones

Puesto a que el comportamiento de tu ser querido puede tener un gran efecto en ti, está bien discutir de vez en cuando.

No culpes a la otra persona o enlistes todos sus errores. En vez de eso, enfócate en cómo sus acciones te afectan y te hacen sentir. Como esto puede ser verdaderamente difícil de hacer, lo mejor es hacerlo en compañía de un terapeuta.

Preocúpate por ti

Así como las necesidades de tu ser querido importan, las tuyas también. Es vital que te mantengas saludable tanto física como emocionalmente.

Sal y haz las cosas que te gustan. Socializa con otras personas y diviértete, este tipo de relaciones son muy reconfortantes y una fuente de energía para vivir el día a día.

Considera ver un terapeuta o asistir a algún grupo de apoyo de personas que conviven con una persona bipolar. Recuerda que si tú estás bien, entonces todo será más llevadero.

Convivir con una persona bipolar no es nada sencillo, solo requiere de paciencia, amor y mucho conocimiento del trastorno.

¿Qué haces tú para convivir sanamente con una persona con trastorno bipolar? ¡Cuéntanos tu experiencia¡

 

 

Edith Gómez colaboradora editorial de Capsel Psicología
Editora - gananci.com