28 de October del 2016

5 estudios psicológicos que te ayudarán a conocer mejor tu mente

 

5 estudios psicológicos que te ayudarán a conocer mejor tu mente

¿Por qué realizamos cierto tipo de acciones o por qué nuestro comportamiento es de determinada manera? A pesar de que la mayoría de personas crean que se conocen a sí mismas, lo cierto es que normalmente y por norma general, sabemos muy poco sobre nuestra mente.

Desde hace muchos años los psicólogos han buscado ideas con el fin de averiguar cómo percibimos nuestro entorno. De esta forma sabemos qué es lo que motiva nuestro comportamiento y por qué hemos logrado realizar determinados avances dentro de este aspecto. Muchos estudios con fechas del siglo pasado, exponen algunas de las verdades universales sobre la naturaleza del ser humano.

Por este motivo, en este artículo decidimos incluir 5 estudios psicológicos que pueden modificar la forma que tienes de entender tu mente, pero también te ayudarán a conocerla mejor:

  1. Todos podemos inclinarnos hacia el mal

En el año 1971 en la Universidad de Stanford, EE.UU, realizaron un estudio en el sótano del edificio de psicología, donde decidieron recrear la apariencia de una cárcel. Esto expuso de forma muy clara que la situación social en la que vivamos, puede influir de gran manera en nuestro comportamiento humano.

Philip Zimbardo, el principal investigador, junto con los demás, escogieron a 24 estudiantes universitarios que se habían presentado voluntarios y que no contaban con ningún tipo de antecedentes penal, ni problemas psicológicos para que desempeñaran los roles de guardias y prisioneros.

A medida que el experimento seguía su curso, los investigadores vieron cómo los guardias asumían una actitud cada vez más agresiva y amenazante, mientras que los prisioneros realmente se creían víctimas de sus abusos. A los seis días de su inicio, el experimento tuvo que suspenderse, ya que incluso Zimbardo, creía ser el propio director de la cárcel.


 

  1. No vemos lo que está enfrente de nosotros

Este experimento, realizado por la universidad de Harvard, logró probar a través de diferentes actores, que aunque el entono cambie, el ser humano no logra ver más allá de lo que pasa a nuestro alrededor.

La investigación consistía en que un actor comenzaba a interactuar con otra persona de la calle que no tenía conciencia de que la otra persona estaba interpretando. Mientras esta conversación sucedía, otros actores modificaban el entorno. Cuando la conversación acababa, la persona de la calle no se daba cuenta de los cambios realizados, incluso cuando la conversación era interrumpida a nivel visual y el actor se cambiaba por otro, seguía sin darse cuenta.


 

  1. Caemos en la tentación

A algunos lectores puede que les suene esta investigación, ya que recorrió las redes sociales un famoso video sobre esto.

Para realizar el estudio se invitó a un grupo de niños de cuatro años a estar en una habitación solos, sentados en frente a una golosina. Se les dijo que podían comer la golosina en ese momento, pero que si lograban aguantarse 15 minutos, el investigador les traería otro y por lo tanto, podría disfrutar de dos golosinas.

Gran parte de los niños decidieron esperar, pero los minutos pasaban tan lentamente que muchos terminaron sucumbiendo a la tentación. Los datos del estudio mostraron que aquellos niños que lograron esperar por la segunda golosina, tenían probabilidades mayores de disfrutar de gran éxito en la vida.


 

  1. Solo necesitamos una cosa

¿No te imaginas qué puede ser? Pues claro, ¡el amor! Un estudio realizado por la Universidad de Harvard reveló que lo único que necesitamos realmente en nuestra vida es el amor. Para averiguarlo decidieron recopilar los datos procedentes de 248 estudiantes. Estos, mostraron una verdad universal: el amor es lo que termina importando más que nada, al menos en lo que se refiere a la felicidad a largo plazo y a la satisfacción en general con la vida.


 

  1. Nos encantan los estereotipos

Todos tenemos y seguimos los estereotipos, aunque no queramos y terminemos proporcionando opiniones injustas, e incluso injustificadas. El psicólogo Johan Bargh de la Universidad de Nueva York afirmó que solemos juzgar al resto de personas basándonos en nuestros estereotipos, los cuales solemos tener aunque sea a nivel inconsciente.

El mismo investigador realizó otro estudio en el que determinó que nuestras opiniones sobre un grupo las realizamos sin saberlo con certeza y porque no formamos parte de ese conjunto, como si nos generara cierto tipo de incomodidad.


 


 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben